Investiga.uned.ac.cr

Proteccionismo, filibusterismo, libre comercio:
José Martí y los tratados comerciales
José Luis Díaz Naranjo Director Académico, Campus Pérez Zeledón, Sede Regional Brunca, Universidad Nacional. Profesor de Economía. Correo electrónico: jldiaz@una.cr; jdiaznaranjouvi@gmail.com Recibido: Febrero 2014 • Aceptado: Mayo 2014 Aun cuando los tratados de libre comercio se han constituido en los principales instrumentos de regulación en lo comercial, entre países, en los últimos 25 años, estos han sido un referente constante en los procesos bilaterales y multilaterales de negociación en esta materia. Como prác-tica se remonta al siglo XIX. En este sentido José Martí, héroe cubano, desarrolla un análisis del acuerdo comercial entre México y los Estados Unidos, propuesto en 1883, que mantiene vigencia, sobre la base de los preceptos en los que se fundamenta, el tráfico de mercancías y uso de recursos de todo tipo. Los acuerdos de esta naturaleza responden a estrategias propias del proceso de acumulación de capital, dentro del marco de la realización de la ganancia. Este artículo hace referencia al análisis martiano y su expresión en el proceso de globalización del signo actual, el referido a los tratados de libre comercio como medios de expansión y dominio político y económico.
Palabras clave: acuerdos comerciales, filibusterismo, proteccionismo, José Martí, globalización.
Although the free trade agreements are built based on the commercial regulations among coun-tries, in the last 25 years, they have been a common frame of reference for bilateral and multi-lateral processes of negotiation. The grounds of this practice come from the XIX century. In 1883, Jose Martí, a Cuban hero, analyzed the fundamentals, merchandise traffic and the uses of all types of resources of the commercial agreement between Mexico and The United States of America. These types of agreements are the result of capital accumulation strategies as an impor-tant element of the development of the profits. This article is a reference of the Martian thought and the process of globalization, taking in account that free trade agreements are the means of expansion and politic and economic domain.
Key words: commercial agreements, filibusterism, protectionism, José Martí, globalization.
¡Y todo ese veneno lo hemos trocado en sabia! Nunca, de tanta oposición y desdicha, nació un pueblo más precoz, más generoso, más firme. Sentina fuimos, crisol comenzamos a ser. Sobre las hiedras, fundamos. "Madre América", 1889 Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 He aquí por qué las sociedades civilizadas deben volver a la concepción de que producir el alimento, el albergue y demás, es de interés social. Que todo lo que sirva para conseguirlo, suelo, instrumentos de producción y medios de existencia durante la producción, debe pertenecer a la sociedad, no al individuo. Pedro KroPotKin "Los tiempos nuevos", 1901 sí lo que atrae a tal grado de atención; es lo que viene tras él". Martí no hace referencia solamente La supuesta novedad de los tratados de libre a lo visible inmediato, lo político, también a lo comercio, estocada final, en un largo tránsito de económico, como reflejo, las demás esferas. aniquilamiento a los mercados nacionales, a la Plagado este tratado entre México y Esta- producción en armonía con la naturaleza, a la dos Unidos –en una temprana fecha, 1883–, de soberanía agroalimentaria, a formas de empleo instrumentos tendientes a la profundización de digno sin la fatiga de la productividad, al disfrute grandes asimetrías entre países, destaca el secreto de la cultura nacional en todas sus expresiones, a en la negociación, puesto que es revelado al pú- la dieta alimenticia sin sustancias extrañas, a la blico por los medios de comunicación poderosos, autonomía e independencia política sin la presión atizados por "los productores de azúcares, que se de la diplomacia, a la participación de base en la creen directamente amenazados por el proyecto" toma de decisiones importantes sobre el futuro de (Martí, 1978: 336). Concordancia con el ascen- la comunidad, a las relaciones sociales solidarias, al comercio internacional, a la aspiración de una so de los Estados Unidos como potencia militar, sociedad más igualitaria e inclusiva, al respeto de industrial posterior a los procesos de expansión todas las formas de vida sin las patentes y su venta territorial; los espacios geográficos comprados a sobre la base del pillaje no lo es si no, única y ex- Francia y España y los tomados de México, resul- clusivamente, en su expresión discursiva, en su do- tado de la derrota sufrida por este último país en minio superlativo de tratado y libre, por cuanto en la guerra contra Estados Unidos, de 1846-1848. su construcción lo más evidente fue el secreto y la El comercio, instrumento de dominación imposición, en este caso concreto, de la parte do- desde los orígenes del capitalismo, sustentado en minante. Resultado final: propuestas que trascien- la desigualdad de las relaciones de intercambio, den lo puramente comercial con la legitimación de aparece como una de las grandes alternativas, más desigualdades. Construcción lingüística que solución a muchos de los problemas económicos oculta los verdaderos propósitos, lenguaje violen- de las potencias emergentes, este permite que los to, avasallante, impositivo, a la espera de que la Estados Unidos encuentren un propuesta, argumentan sus defensores, "nos lleve al desarrollo". Pero, como ellos mismos dicen, .cuantiosísimo mercado para muchos productos "no hay certezas solo posibilidades".
que le sobran y se ayudan a mantener, con este canal Razón de más para asentir con las anota- ancho de exceso de producción, el sistema prohibi-tivo, del que creen que necesitan aún sus industrias ciones de José Martí sobre el comercio –de más para llegar más tarde a competir con las más per- de un siglo de vigencia–, en referencia al tratado fectas europeas. Descargan sus mercados; emplean comercial entre Estados Unidos y México, discu- a mayor interés su riqueza sobrada; se ayudan a es- tido a la par del debate por la apertura del istmo quivar, por unos cuantos años, con el nuevo mercado de Panamá. Señala Martí –con claridad indiscu- de los frutos sobrantes, el problema gravísimo que tible–, que este hecho "es de gravedad mayor para viene de la desocupación de los obreros por el exceso los pueblos de nuestra América Latina". Y conti- de producción de artículos no colocables – fatal con- núa: "No es el tratado un […] acontecimiento en secuencia del sistema de la protección- e introducen, Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 sin derechos, pueblos enteros, ciudades enteras, en a nuestra juventud. No será mi gobierno el que, un pueblo limítrofe (Martí, 1978: 339). por miedo y por prejuicio, aísle a Costa Rica de la economía internacional" (Arias, 2006: 41A).
Es claro el argumento martiano en lo referi- Para Martí el contrapeso, con respecto a este do a sus preocupaciones con respecto a este tra- desequilibrio dado el papel de Estados Unidos, tado comercial, con una proyección más allá del resultaría de la incidencia de las potencias euro- adjetivo que lo califica. Un país agrícola, Méxi- peas como fuerza en dirección opuesta al expan- co, coloca en el mercado de los Estados Unidos sionismo del naciente imperio estadounidense y todo cuanto exporta, pues en la práctica no existe la necesidad de equilibrar esas fuerzas de apeti- producto que esté exento de ser cubierto por esta to voraz e insaciable y la amenaza de una reco- propuesta. Un país industrial, Estados Unidos, lonización y anexión de territorios: "La colonia con las puertas de México abiertas para colocar, entre otros, todos los productos, "que por la aseguraba a las manufacturas en ascenso un mer- mala obra y falaz beneficio del sistema proteccio- cado donde colocar sus productos y una acumu- nista sobrecarga hoy a los mercados americanos, lación potenciada por el monopolio del mercado" enfermos de plétora; a cuanto se necesita para (Marx, 2003: 942). Es importante además el im- levantar pueblos, como por obra de magia; para pacto en el resto de América Latina: a partir de desmontar selvas, para quebrar montes y echar, 1840 las tentativas en esta dirección habían sido por donde andaban sierpes y fieras, ferrocarriles" diversas, nada más para recordar, las incursiones (Martí, 1978: 338).
de otro Walker, no George Walker Bush, sino Wi- Fue este país el padrino y bastión del protec- lliam, en Centroamérica durante 1856-1857: cionismo moderno, definido, hoy, para algunas Doquiera que se encuentren frente a frente la bar- industrias entre las que están las farmacéuticas, barie i la civilización, o dos formas diferentes de las de grabación y las de producción de progra- civilización, el resultado debe ser la guerra. Por con- mas computacionales, protegidas todas a través siguiente, la lucha entre los nuevos i los antiguos ele- de patentes y derechos de autor, proteccionismo mentos en la sociedad nicaragüense, no era pasajera que responde a las "supuestas" dificultades de las ni casual, sinó natural e inevitable. La guerra de Ni- industrias estadounidenses para colocar en el ex- caragua era el efecto claro i distinto del choque entre terior lo que producen, bajo el argumento de los dos razas que pueblan el Norte i el Centro del Con- problemas de competitividad. tinente. Pero al mismo tiempo que nacía de las leyes naturales, creo que el relato que antecede, demuestra, Proteccionismo, filibusteros y libre mercado
que la raza más fuerte se mantuvo continuamente en el límite de la razón i la justicia; i si pudieron soste- El sistema proteccionista, escribe Marx, ner de este modo su causa en Centro América, bien hacia la segunda mitad del siglo XIX, es medio pueden confiar en su triunfo definitivo. Ni reyes ni artificial de "fabricar fabricantes, de expropiar presidentes podrán contener un movimiento basado en la verdad i llevado adelante con equidad; i los obs- trabajadores independientes, de capitalizar los táculos mismos que ponen en su camino, sirven única- medios de producción y de subsistencia naciona- mente para ayudar a los que se quiere afrentar por la les, de abreviar por la violencia la transición entre parte que están llamados a representar en la historia el modo de producción antiguo y el moderno" del mundo (Walker, 1993, 264-5). (2003: 946), modernidad que aún sigue siendo el argumento favorito en la justificación de la nece- Trágico final. Sorprendido en el Río Tin- sidad de operar la transformación de la sociedad to, en territorio catracho, este representante del desde la óptica del mercado, con todas sus regu- mundo civilizado, de "la raza de la justicia y la laciones internas: "Propiciar el aislamiento de razón", es fusilado por el ejército hondureño, a Costa Rica de los grandes fenómenos del mundo la edad de 36 años, nueve días después de su cap- moderno es una causa reaccionaria y una traición tura, el 12 de setiembre de 1860 a las ocho de la Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 mañana. "Ni siquiera se le inmutó el semblante americanos", apropiación indebida de un gentili- al marchar de la prisión a la plaza donde lo fusi- cio, en 1824, justa a criterio de Martí, por el peli- laron" (Bolaños, 2003: xv). "El predestinado de gro de la "creación de una monarquía europea", los ojos grises" demostró su frialdad mercenaria, sus pretensiones colonialistas y la propuesta del solo pidió disculpas a quienes había hecho daño, aislacionismo, invento estadounidense con gran- posiblemente a sus aventureros, filibusteros al fin. des réditos en la definición, posterior, de la polí- "El sur pidió más tierras para criar la esclavitud" tica externa de este país hacia América Latina, su (Martí, 1972: 22), "Walker fue a Nicaragua por patio trasero, al concepto de " destino manifies- los Estados Unidos" (Martí, 2002:22). to" o "águila rampante" de 1845. México, a pesar de la tentativa del tratado comercial en el último cuarto del siglo XIX, se ha Franklin Pierce fue el primer presidente de los Es- mantenido como un país altamente dependiente. tados Unidos que, en su discurso inaugural de 1853, declaró que el ensanchamiento de la nación era una Sin más que pocos productos del suelo, para dar de las metas de su gobierno. James Buchanan, su de comer a los nuevos habitantes, con lo que este sucesor, pronosticó que "la expansión territorial artículo permite libre de entrada en México, puede será en el futuro la política de nuestro país y sólo los construirse, como por obra de soplo fantástico, toda cobardes la temen y la combaten". Los territorios una nación. [.]. La lista es tan numerosa [.] qué "atrasados" que desperdiciaban sus recursos natu- necesitamos decir [.] permite la entrada en Mé- rales debían ser tomados, y la única recompensa que xico de cuanto un pueblo necesita para arar toda había que darles era su incorporación a la Unión su tierra, y sembrarla toda, y alimentar a los agri- Americana. La misión de Estados Unidos era, pues, cultores mientras produce, y remover y exprimir las seguir siempre adelante y cada tantos años tragarse, aguas de los ríos, y penetrar y hacer saltar las ricas con desenfrenada pasión y entusiasmo, más y más minas de todos sus montes? (Martí, 1978:338). territorios, fuera mediante compra, anexión, con-quista militar o por cualquier otro medio (Rosen- La experiencia de esta primera aproximación garten, 1997: 32). al libre comercio no sirvió como referente obliga-do. En 1992, firma un nuevo tratado comercial, Este programa inspiró a William Walker y a con las consecuencias ya conocidas. El Tratado de sus filibusteros, en una fase que termina con la Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, elocuencia intervencionista aplastante de "el gran hasta la fecha ha resultado ser una serie de pro- garrote", que abarcó desde el Río Bravo a la Tie- mesas incumplidas. rra del Fuego de Theodore Roosevelt y la consoli- Los cambios, esperados por Martí, sobre una dación del imperialismo, con su gran cruzada por supuesta ventaja comparativa, para el caso de la ístmica vía interoceánica en 1903.
México, no se dieron. Para este país, como con- No obstante, escribe José Martí, con el uso secuencia de su vecindad con Estados Unidos, de otros recursos tratan "de ir preparando, por respecto del resto de los países latinoamerica- un sistema de tratados comerciales o convenios nos, aún con la firma de tratados semejantes, por de otro género, la ocupación pacífica y decisiva parte de estos países: "resultaría siempre que en de América Central e islas adyacentes por los la competencia de frutos iguales por llegar a un Estados Unidos" (Martí, 1989: 66), práctica que mercado común llevaría la ventaja, por precios de inicia este proceso con negociaciones comercia- flete, frescura del fruto y oportunidad del arribo, les con Cuba, República Dominicana, Nicaragua el país más cercano" (Martí, 1978: 340). y México en las dos últimas décadas del siglo Esta tendencia surgió sobre la base un ar- diecinueve. En la misma dirección, hacia 1888, gumento ideológico para la ampliación de una el gobierno de los Estados Unidos convoca a la política más agresiva, por parte de los Estados conferencia monetaria de la Repúblicas de Amé- Unidos, en la región, pasando de la doctrina rica, con el objeto de adoptar una moneda común Monroe con la proclama de "América para los de uso forzoso en todos los países, propuesta que Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 se plasma, a nivel internacional, en 1944, en la Como se observa, conjunto de principios que conferencia de Bretton Woods y el establecimien- son favorables al libre mercado en toda su exten- to del dólar, a la par de la libra esterlina, como sión, sistematizados y aplicados a lo largo de las medio de reserva de los países, haciendo desapa- dos últimas décadas del siglo veinte con la contri- recer en poco tiempo a la segunda moneda, hasta bución del gobierno de los Estados Unidos y las que en 1971, el gobierno de Richard Nixon esta- instituciones financieras internacionales.
blece su consolidación como reserva y medio de Corolario, subsidios y protección para los pago con aceptación internacional y su no con- ricos, bajo la égida del contrato por América, ar- vertibilidad en oro. tilugio de los conservadores del norte, que genera En nuestros tiempos esta política se traduce grandes beneficios para los dueños del gran capi- como integración económica, sinónimo obliga- tal, libre mercado para los pobres. do de modernización: "Dar la espalda a la inte-gración económica, regresar al proteccionismo El objetivo económico y el desequilibrio general
comercial y menospreciar la atracción de la inver- Este es el resultado de un proceso histórico sión extranjera constituyen, hoy por hoy, las vías cuyo objetivo central es el económico, expresa- más seguras para condenar a la juventud costa- do en la reproducción de capital, con profundas rricense al desempleo y a Costa Rica al subdesa- representaciones en lo político y en todos los de- rrollo" (Arias, 2006: 41A).
más aspectos de nuestra convivencia social. Se da Este es el marco conceptual de referencia entonces por supuesto que los cambios solo son obligada para aceptar la globalización del signo posibles con la exigencia de una actitud que res- vigente, entendida como sujeción a las políticas ponda a la lógica del capital, lógica que busca la de liberalización en la economía según la norma- perpetuación de estas relaciones, con un marco tiva establecida en los conceptos emanados desde social que refuerza, como uno de sus principios, el consenso de Washington, con los principios de que lo que es bueno para las empresas también la reforma fiscal sobre la base de la disminución lo es para la sociedad, las desigualdades estable- de la carga tributaria y la supresión de las exen- cidas sobre la base del control de los recursos de ciones fiscales que benefician a los más pobres, todo tipo, las relaciones obligantes establecidas liberalización de los mercados financieros, equi- a partir del derecho civil, válido para el grupo paración del trato para las inversiones autóctonas social dominante. y las extranjeras, privatización, en lo que corres- John Winthrop, gobernador de la Bahía de ponda, del sector público, desregulación máxima Massachussets así lo declara, en un lejano año, de la economía, intensificación en la protección a 1607, cuando los peregrinos se asentaron en la propiedad privada, fomento a la liberalización Nueva Inglaterra, los indios no son dueños de la tierra, ellos tienen el derecho natural, pero no el del intercambio de mercancías, fortalecimiento derecho civil, el derecho natural no tiene aside- del sector exportador, limitación del déficit pre- ro legal, por tanto no debe ser respetado (Zinn, supuestario, por último, transparencia del merca- 1990: 13), modificación inicial que permitirá en lo do con la eliminación de los subsidios estatales sucesivo la aplicación de la política de la posición a los operadores privados (Ziegler, 2004: 62-63). dominante, según el derrotero establecido en los Argumento festivo, propuesta programática, con centros de poder, base para que opere el papel im- la que se engalana la clase política, también per- positivo obligante de las agencias internacionales sonificación del poder económico interno, en su de financiamiento, mal llamadas de desarrollo, afán por justificar el supuesto crecimiento de la representantes del gran capital y en el ámbito de riqueza nacional, base para la "búsqueda de me- las naciones, sus "meseros políticos" (Chomsky, dios artificiales que establezcan la pobreza popu- 2001: 10). El modelo impuesto por parte de estas lar" (Marx, 2003: 956).
agencias se transforma en los objetivos sobre los Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 cuales debe girar la propuesta económica para Refiramos lo anterior al caso particular, cada país (Díaz, 1987). Costa Rica, su sector agrícola. La aplicación del Así deuda interna, deuda externa, política primer Programa de Ajuste Estructural (PAE I), monetaria, política crediticia, ajustes al sistema 1985, negociado con el Banco Mundial, baja los cambiario, política fiscal, política arancelaria, aranceles, imposición necesaria en contra de la negociación salarial, apertura comercial, libera- defensa de la producción nacional con respecto lización financiera se transforman en los puntos a los bienes importados y elimina subsidios a la de partida sobre los que girarán las principales producción nacional orientada a llenar necesida- decisiones económicas. La definición de la políti- des del mercado interno. De igual manera, plan- ca macroeconómica interna pierde vigencia, deja tea reformas a la estructura del sector público, vacantes las posiciones políticas definitorias, los delimitando el empleo público. Es el inicio de la sujetos directores nacionales se transforman en economía orientada hacia la exportación. Para voceros de las agencias internacionales, repre- el caso de la política agrícola, "en el sector agro- sentantes de grandes corporaciones, obviando pecuario es relativamente más fácil reorientar la cualquier propuesta que no esté ligada al libre producción: allí, el acervo de capital es más flexi- mercado, libre competencia, libre empresa, agota- ble, y se puede utilizar para muchos fines distin- miento de los recursos naturales, empobrecimien- tos" (Solís, 1986:4).
to de la fuerza laboral, entre otras definiciones: Con el segundo programa de ajuste estruc- "Profundizaremos la vinculación de Costa Rica tural negociado en el primer mandato de la ad- con la economía mundial. Vamos a atraer vigo- ministración Arias Sánchez, bajo la tutela de rosamente la inversión extranjera y continuare- su ministro de Planificación, los precios de los mos teniendo una política comercial decidida, granos básicos estarán determinados por un pro- que permita a la mayor cantidad de productores medio de los precios a nivel internacional. Con- nacionales vincularse a los mercados de exporta- siderando los subsidios dados en estos mercados, ción" (Arias, 2006: 41A). especialmente en los Estados Unidos, el precio Obstáculos para el crecimiento económico se nacional resulta sumamente elevado, lo que lleva relacionan con la conservación y protección de los a la desactivación de este sector. En la adminis- recursos naturales, la satisfacción de la demanda tración Calderón Fournier, 1990-1994, se aprueba interna, el desarrollo de mercados locales, las le- el tercer programa de ajuste estructural, consoli- yes laborales de protección a los trabajadores, las dando de esta forma, el proceso de liberalización jornadas de trabajo, la solidez de las monedas re- de la economía. Una característica importan- gionales, las transacciones comerciales con mer- te está relacionada con las transformaciones a cados alternativos en condiciones de igualdad, la la estructura del empleo, con la propuesta del defensa de los recursos naturales y la soberanía programa de movilización laboral, el recorte de nacional. Argumentos pensados en función de veinticinco mil empleos en el sector público. La una supuesta modernización económica, sobre la privatización de las instituciones públicas es otro base de la obligación necesaria de modificar las de los objetivos planteados. condiciones sociales, productivas, culturales, am- Todo lo anterior necesariamente implicó su bientales, con los indicadores de eficiencia, racio- destrucción de la base de la producción agrícola nalidad sustentada en la crematística, ciencia de y la aceptación de las propuestas dadas a par- la asignación de precios, distribución de recursos tir del principal programa de ayuda alimentaria con las exigencias seguidas a partir del mercado, de los Estados Unidos, conocido como PL480 criterios definidos como signos de la salud del sis- (Public Law 480 de 1954) con el nombre comple- tema económico, expresados todos en el índice de to de Acta para el Desarrollo del Comercio y la competitividad, parámetro a aplicar en toda su Asistencia Agrícola (Agricultural Trade Devel- extensión sin importar la geografía. opment And Assistance Act), también conocido, Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 eufemísticamente según los conservadores norte- . la colocación, desde el primer instante, en las ños, como "alimentos para la paz".
condiciones ventajosas, de un exceso de riqueza que Quizá el impacto mayor se da con el Título coloca hoy desventajosamente, el descargo de un I de la citada ley, que tiene como objetivo funda- mercado forzoso de sus industrias embarazadas por mental bajar los excedentes agrícolas de los Es- la sobra de productos no colocables y la posibilidad de alzar ciudades, sin más autorización ni traba que tados Unidos y crear nuevas condiciones para el las que les otorga el tratado, en un pueblo vecino desarrollo de mercados de exportación para esos (Martí, 1978: 339). productos, con el uso de los modelos de desarro-llo utilizados e impuestos por la Agencia Interna- Esto es evidencia suficiente para estable- cional de Desarrollo (AID). cer que la celeridad requerida para la puesta en Debe entenderse que este es un mecanismo vigencia del Tratado de Libre Comercio entre de financiamiento para la importación comercial Estados Unidos, Centro América y República de alimentos y otros productos agrícolas, no para Dominicana responde a estas consideraciones, la producción interna y la soberanía agroalimen- en su fundamento, favorecedoras del país domi- taria, cuyo receptor principal es el gobierno del nante. Estrategia definida por las multinaciona- país pobre, en primera instancia, y en segundo les con el énfasis imperativo de que el capital, a lugar, las agroindustrias e industrias de alimen- través de estos acuerdos comerciales, goce de la tos, que utilizan insumos agrícolas importados, misma libertad de movimiento de las mercan- mecanismo se expresa como un instrumento de cías. Necesidad, además, de hacer desaparecer las crédito blando, sobre la base de la venta a los em- montañas de maíz. presarios residentes del territorio nacional, por parte del gobierno receptor, quien no tiene que Los eficientes agricultores estadounidenses se sien-ten motivados para producir mucho más de lo que devolver la "ayuda" de inmediato al gobierno da- el país pueda usar, deprimiendo los precios y au- dor. Las tasas de interés, en dólares, oscilan entre mentando los subsidios. En otras palabras, como el un tres y un cuatro por ciento anual y los plazos gobierno quiere ayudar a los agricultores, esencial- son de hasta de hasta veintiún años. Con este títu- mente, termina pagando en ambos casos, cuando lo (Garst, 1990: 9) la exportación de alimentos de producen mucho más y cuando, como resultado de los Estados Unidos fue de un tercio de todos los la sobreproducción, su precio es muy bajo (Barrio- productos agrícolas, consumidos en el país, otro nuevo, 2005, traducción del autor). eufemismo, "importados" por Costa Rica de los Praderas hechas campos de cultivo, recu- Estados Unidos.
rrentes, periódicos, amenaza a otro maíz, por la El segundo título, la donación de alimentos, sobreabundancia y la contaminación genética: excedentes en los Estados Unidos, con distribu- la comida que trajeron el gato montés, el coyote, ción gratuita para los pobres, para el caso de Cos- la cotorra, el cuervo, cuatro animales que dieron ta Rica, terminó en 1982. noticia de las mazorcas blancas y amarillas y en- Es claro que esta política desde los Estados señaron el camino al lugar de su descubrimiento, Unidos expresa interés por lo que acontece en la Paxil. El maíz entró en la carne del hombre, llenó región centroamericana. Para este período, Nica- de alegría encontrar "una hermosa tierra, llena ragua con el sandinismo, es considerada como un de deleites, abundante en mazorcas amarillas y país vecino amenazante. blancas y abundante también en pataxte y cacao El caso descrito por Martí para México, un y en innumerables zapotes, anonas, jocotes, nan- siglo después, se aplica aquí casi literalmente. ces, matasanos y miel. Abundancia de sabrosos Costa Rica, dada la crisis de los años ochenta, alimentos" (Recinos, 2001: 160). acoge esta acta, en su título I, en 1982, durante el gobierno de Luis A. Monge A. de 1982-1986. A Estados Unidos la política descrita le permite Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 La propuesta programática del libre comercio
mayor producción, sobre todo, la dirigida a las exportaciones no tradicionales, con incidencia El orden económico capitalista actual es como un directa en la política monetaria, la política fis- cosmos extraordinario en el que el individuo nace y cal, los gastos del sector público, preocupación al que, al menos en cuanto individuo, le es dado como también de Martí, por cuanto el país no tendrá un edificio prácticamente irreformable, en el que ha ingresos por concepto de impuestos al estar to- de vivir, y al que impone las normas de su comporta-miento económico, en cuanto que se haya implicado dos los productos sujetos al libre comercio, "el en la trama de la economía (Weber, 1979,49). tratado dejaría sin rentas al gobierno de México, que deriva hoy casi todas las suyas de los dere- ¿Qué mejor argumento podríamos encon- chos de aduana" (Martí, 1978: 341). Agrega Mar- trar para ejemplificar nuestra condición actual? tí más adelante sobre el impacto en los procesos M. Weber, como apologista del capitalismo, se de construcción de infraestructura ferroviaria, sin adelantó cien años en este alegato. Se plantea así ingresos el gobierno deberá suspender la intencionalidad explícita del capital, la impo-sición de las reglas sobre las que se juega y cada .el pago a poco de las subvenciones con que auxilia uno de los participantes se limita a obedecer cie- la construcción de determinadas líneas férreas de empresarios norteamericanos; estas, privadas de las gamente, cada país está "implicado en la trama subvenciones, quedarían forzadas a interrumpir y de la economía" agreguémosle mundial.
abandonar, acaso, sus trabajos; entonces, sobre sus En sus propuestas de ajuste estructural, sis- ruinas, continuaría construyendo los ferrocarriles tematizadas a partir de 1987, el FMI, con su po- mexicanos la poderosa compañía no subvencionada, lítica "de empujar a las poblaciones de los países nutrida por los magnates ferrocarrileros de los Es- subdesarrollados a la desocupación y al hambre" tados Unidos, con cuyos intereses está íntimamente (Castoriadis, 2005: 24), valora como imprescin- ligado el general Grant, coautor, sino en la letra, en dibles tres grandes objetivos: 1) control sobre el espíritu del proyecto (Martí, 1978: 341). la balanza de pagos, es decir, las transacciones Y sobre el general Grant: económicas de un país con el resto del mundo: cuenta corriente y cuenta de capitales; 2) mejor ¡Ay de sus años últimos! En que ni se fatigó su ansia utilización del potencial productivo, esto es , for- de poder, encaminada ahora innecesariamente ha- talecimiento del sector privado productivo, sobre cia la riqueza.; ni cejó en su afán de expandirse todo el dedicado a las exportaciones, con apoyo y marchar en que su misteriosa cualidad de héroe fiscal irrestricto, protección a la propiedad priva- negociante le llevó a curiosear por Cuba y México y da y 3) crecimiento económico en el largo plazo a aconsejar con su nombre a la cabeza, la continua- (IMF, 1987: 1), que no es lo mismo, usando la ción sobre México de la red ferrocarriles norteame-ricanos. (Martí, 1972: 45). teoría económica del mercado, que hablar de de-sarrollo y los condicionantes que se establecen La interpretación de los tres objetivos y su para la elección social, en este caso particular, concreción en la práctica se puede resumir en: utilizando como criterio el concepto de utilidad primero, limitación del papel del sector público social, o bienestar social, siendo el objetivo de la a las actividades definidas como de bien común sociedad su maximización, con las limitantes en y que por su carácter no son susceptibles de ser cuanto a los recursos o tecnologías, siempre que desarrollas por el sector privado; segundo, for- estos sean relevantes. talecimiento del sector privado, el ligado con El principal argumento para la propuesta de las exportaciones, de ahí la necesidad constante FMI es una supuesta ineficiencia de los países de especializar la producción de acuerdo con el expuestos a los programas de ajuste estructural criterio referido, obligatoriamente, a las venta- con respecto al manejo de su economía y una re- jas comparativas: "un país posee una ventaja orientación de la misma hacia el lado de la oferta, comparativa en la producción de un bien si está Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 relativamente bien dotado de los insumos utiliza- que los proponentes de estas políticas sí defendie- dos intensivamente en la producción de ese bien" ron y para los que la receta prescrita no se aplicó. (Case y Fair, 1997: 492). Una supuesta especiali- La consecuencia inmediata ha sido estancamien- zación y el comercio pueden beneficiar, de acuer- to, mayor pobreza, desempleo y sin subsidios. do con la teoría, a todos los socios comerciales, Para los Estados Unidos, esto representó prospe- incluidos los productores ineficientes. ridad económica, pero a la vez la incubación de las El modelo aportado por el FMI (IMF, 1987), semillas de la destrucción. La recesión económica con pequeños cambios, para cada uno de los de los Estados Unidos también se cobró su peaje a casos, recordemos Argentina y su pasada crisis, costa de América Latina; se dice que cuando Esta- se sitúa, como corresponde, del lado de la ofer- dos Unidos estornuda México se resfría (Stiglitz, ta agregada, sin considerar posibilidad alguna 2003, 64). Ahora, todo el mundo se enferma.
con respecto a la demanda agregada interna en Lo anterior nos permite replantear que la cada uno de los países en donde estas propuestas expansión capitalista con el signo actual, el do- de ajuste estructural han sido aplicadas, lo que minado por las multinacionales, y sus muchos objeta además cualquier decisión interna que calificativos, tiene sus orígenes en la década de comprometa los objetivos asignados según los los años setenta del siglo pasado y, de manera criterios definidos y el programa diseñado en una muy precisa en: 1) equiparar las normas interio- oficina central, en un país industrializado o en un res de producción para el capital nacional sobre hotel de lujo, con la compañía de un bourbon en la base de las existentes a nivel internacional, 2) las rocas, en el espacio geográfico con problemas ampliar las posibilidades de inversión del capital ligados a lo que no debe ser el manejo de la polí- externo con una estructura productiva que sigue tica macroeconómica, correspondencia obligada la pauta internacional y el consecuente proceso con el marco del ajuste estructural, principio que de concentración-centralización del capital, algo rige, violentando la institucionalidad, el proceso muy evidente en la actualidad, o de otra manera, interno de toma de decisiones, lo que se traduce, una brecha social más amplia con el aumento de la pobreza y la riqueza concentrada en un grupo literalmente, como imposición. De más está reafirmar que el fracaso de los reducido de individuos, 3) equiparar y cambiar buenos seguidores del FMI no se debe a que no normas en lo referido a la reproducción del ca- siguen los recetarios de su órgano rector, sino a pital en lo interno y nacional, sobre la base de que aplican sus recomendaciones al pie de la le- la ganancia de los agentes económicos externos tra (Stiglitz, 2002). Ser buen alumno para el FMI (Palloix, 1975). Este proceso es regido por las di- significa que cada país debe proponerse como rectrices creadas por las grandes multinacionales, objetivos últimos la apertura de los mercados na- con la creación de condiciones favorables para cionales, la reestructuración de las funciones del que estas importen o produzcan bienes a nivel sector público con respecto a la reducción de su local, reciban un trato similar al dado a las em- campo de acción en lo económico y social, y la presas nacionales, de acuerdo con la legislación reducción del costo de la fuerza de trabajo, refe- vigente, y tengan la opción de emprender cual- rida a flexibilización, con respecto a los derechos quier actividad autorizada legalmente para las humanos, en particular los laborales (Hinkelam- empresas locales (Korten, 1998: 123).
mert y Mora, 2001: 319). La época actual, con respecto al desarrollo Esta relación de desigualdad se solidifica con del capitalismo, se caracteriza por una alta con- mayor fuerza en los "felices noventa". América centración de las riquezas en manos de pocas Latina, la alumna más aplicada de las políticas empresas, la mayoría de ellas multinacionales, de globalización, se adhirió a las reformas funda- en contra del principio de la libre competencia mentalistas de mercado, dejando de lado los prin- y la distribución eficiente de los recursos (Far- cipios de justicia social, equidad e imparcialidad, ley, 2000: 337). La competencia perfecta no lleva Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 necesariamente a una asignación eficiente de los escenario para evaluar este intercambio de mutuas recursos, con la estructura actual del capitalismo, compensaciones y adoptar la decisión más conve- la Organización Mundial del Comercio favorece niente (Stiglitz, 2003: 16). a un pequeño grupo de transnacionales y prote- La estrategia de las grandes corporaciones ge el monopolio de estas empresas sobre ciertos transnacionales, en lo relacionado a las inver- productos, entre estos, las telecomunicaciones, siones directas, se ha modificado sustantivamen- los mercados financieros y la industria farmacéu- te. Para los años noventa, en América Latina y tica. Otro argumento, el basado en los derechos el Caribe, se centró en la búsqueda de materias de propiedad, establece monopolios. Las patentes primas en Argentina, Venezuela, Colombia, Bo- excluyen el consumo de bienes con impacto en lo livia y Brasil, con petróleo y gas; en Chile, Ar- público como el conocimiento y la tecnología. La gentina y Perú, con minerales. Con respecto a las defensa más cínica de la OMC (Farley, 2000: 339) manufacturas, se busca eficiencia en la industria es la de que el libre mercado beneficia primaria- automotriz en México, electrónica en México y mente a los más pobres del mundo. En términos el Caribe, confecciones en el Caribe y México. de comercio los más pobres adquieren deudas Además de mercados para la industria automo- para financiar infraestructura como apoyo a la triz en Argentina; agroindustria en Argentina, tendencia hacia la producción especializada con Brasil y México; química en Brasil; cemento en un destino hacia el mercado externo. Las condi- Colombia, República Dominicana y Venezuela. ciones del mercado internacional hacen que un Con respecto a los servicios sobresale la búsque- exceso en la oferta provoque una caída de los pre- da de mercados para finanzas en Brasil, México, cios, de igual manera, la sustitución tecnológica, Argentina, Venezuela, Colombia y Perú; teleco- como consecuencia final, el fracaso y la genera- municaciones en Brasil, Argentina, Chile y Perú; ción de estados económicos deprimidos.
comercio minorista en Brasil, Argentina, México El principal principio distributivo de la ri- y Chile; energía eléctrica en Colombia, Brasil, Ar- queza se establece con un proceso socializador de gentina y América Central; distribución de gas en las pérdidas y la apropiación privada de las ga- Argentina, Brasil, Chile y Colombia. Finalmente, nancias. Todos los "agentes económicos" paga- turismo en México, América Central y el Caribe mos los costos asociados con la producción, las (Fernández Mayo, 2002: 132). ganancias son corporativas.
Aquí no se está pensando en los orígenes de En términos del comercio internacional de la inversión extranjera con "las proezas" de los bienes y servicios la evidencia es clara. El inter- inversionistas, más aventureros y mercenarios cambio desigual entre productos industriales y (Quesada, 2003:8), en el marco del origen y ascen- no industriales, entre países desarrollados y no so expansionista estadounidense. Así el Empera- desarrollados, se ha profundizado. En los años dor del Caribe, Minor C. Keith (Dos Pasos, 1977: ochenta una locomotora era equivalente a doce 172), quien llega a Costa Rica por primera vez mil novecientos diez sacos de café, diez años des- en 1871, funda empresas "totalmente volcadas pués, en los felices años noventa, la misma loco- hacia la generación de riquezas para unos cuan- motora tenía una relación de equivalencia igual tos empresarios extranjeros, sin parar mientes en a cuarenta y cinco mil ochocientos sacos de café las consecuencias económicas, sociales, políticas (Centro Nuevo Modelo de Desarrollo, 1997: 70). y culturales que podrían estar generando en los países receptores de la inversión que se hacía a Se desdeñó la sabiduría acumulada durante tantos años, que nos enseñaba que existían políticas alter- través de ellas" (Quesada, 2003: 16). nativas, que las políticas diferentes afectaban a los En 1898 nace la United Fruit Company, diferentes grupos sociales de manera diferente, que resultado de la inversión orientada a la cons- debía respetarse el toma y daca, y en fin que era trucción de ferrocarriles, inicialmente, y poste- precisamente la política la que proporcionaba el riormente a la producción de bananos y otros Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 bienes agrícolas, constituyendo, formalmente, en equivocada, por cuanto la única fuente de pro- América Central, el territorio conocido con el pe- ducción de alimentos es la agricultura (Daly, yorativo mote de las banana republics, producto del dominio casi total de estas grandes corpora- Además, dicen los ideólogos, en caso de esca- ciones sobre el diseño de la política interna apli- sez, habrá otros países produciendo bienes agrí- cable a todo el territorio, siempre con una alta colas, lo que en la lógica del modelo económico, preferencia a servir a estos intereses, resultado de permitiría un aumento de los precios; como con- la incidencia corporativa, organizada administra- secuencia, aumento en el costo de la vida. Estra- tivamente en el enclave, con las grandes prerroga- tegia de los Estados Unidos para constituirse en tivas otorgadas en los contratos firmados en esos el granero del mundo, sobre la base de la mono- años, los que permitieron a Keith el poder de polización de la producción, con el consecuente manipulación de estos instrumentos instituciona- control del mercado. Quien controla el estómago les, incidencia en la definición política, y con ello controla todo lo demás. "la capacidad para definir tanto el futuro de la Si a esto se le suma la eliminación de incenti- Compañía, como la configuración que tendría la vos y nuestra imposibilidad de competir con paí- vinculación de Costa Rica al mercado mundial, ses en los cuales continúan existiendo, a pesar de así como la correspondiente a la estructura agra- los acuerdos de la conocida Ronda de Uruguay, ria costarricense" (Quesada, 1998: 321-322). en 1994 y el compromiso para su eliminación, Además, se introducen nuevas formas de ha- que hasta la fecha no se cumplido. El caso con- cer consenso, lección muy bien aprehendida por creto de los Estados Unidos, así lo prueba, con la clase política, práctica de uso común y variado, un aumento a $173.500 millones de dólares para a través de la historia de los países en donde estas subsidios a la agricultura y la inclusión de quince empresas, con dominio casi absoluto, operan. cultivos, entre lo que sobresalen los exportados El contratista Henry Meiggs, tío de Keith, por este país hacia esta región, desde el año 2002, como "agradecimiento" por la firma del contrato un equivalente diario de $220 millones (Fernán- Soto-Keith, que traspasa a su sobrino, envía al dez, 2005:82), entonces, nuestro panorama se os- general Tomás Guardia la jugosa suma de cien curece aún más.
mil libras esterlinas, en una Costa Rica, en 1870, de 146.000 habitantes e ingresos anuales del go- A modo de conclusiones:
bierno por un millón de pesos. Los enemigos del la desconexión neoliberal
gobierno difunden la noticia, haciendo público el escándalo, posibles beneficios políticos, sobre Primero, con su pensamiento fundacional, la construcción del ferrocarril, a lo que el Gene- Martí propone una reversión del proceso expan- ral Guardia responde: "En todas partes se hacen sionista estadounidense, su concepto de equili- siempre estas gratificaciones después de una ne- brio. Pero si nos vamos a una visualización con gociación: en todas partes esas sumas se las re- respecto a nuestra estructura económica, aparece parten entre sí y sus íntimos amigos, las personas de inmediato la necesidad de pensar en lo nues- a quienes se las obsequian" (Stewart, 1991: 25). tro. Una extensión martiana para la realidad ac- La perspectiva del libre comercio, para el tual corresponde la necesidad de luchar en contra caso de la producción agrícola, aplica la premi- de la globalización como es entendida hasta hoy sa propuesta en los países industriales, la cada y para la que existen argumentos suficientes en el vez menor importancia de este sector en la ac- nivel internacional con la orientación de que este tividad económica en general y, por tanto, una proceso debe ser revertido. disminución con respecto a su participación en el El Tratado de Libre Comercio Estados Uni- producto interno bruto (PIB) no afecta sustanti- dos, Centro América y República Dominicana, vamente la producción total del país, conclusión TLC, evidentemente refleja esa acentuación del Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 desequilibrio. Martí lo clarifica, otro contexto, . los países que buscan acuerdos de libre comercio otra imposición política, en 1891. con los Estados Unidos deben cumplir más que cri-terios económicos y de comercio, si pretenden ser Cuando un pueblo es invitado a unión por otro, po- elegibles. Como mínimo, estos países deben coope- drá hacerlo con prisa el estadista ignorante y des- rar con los Estados Unidos en su política exterior y lumbrado, podrá celebrarlo sin juicio la juventud en sus metas de seguridad nacional, como parte de prendada de las bellas ideas, podrá recibirlo como 13 criterios que guiarán la selección que haga Esta- una merced el político venal y demente, y glorifi- dos Unidos de sus potenciales socios en acuerdos de cado con palabras serviles; pero el que siente en libre comercio. Negociar un Tratado de Libre Co- su corazón la angustia de la patria, el que vigila y mercio con los Estados Unidos no es algo a lo que prevé, ha de adquirir y ha de decir qué elementos alguien tenga derecho. Es un privilegio (2004: 15). componen el carácter del pueblo que convida y el del convidado, y si están predispuestos a la obra común En cuarto lugar, es clara, entonces, la nece- por antecedentes y hábitos comunes, y si es probable sidad de un rompimiento con la propuesta ins- o no que los elementos temibles del pueblo invitante pirada en el libre comercio, una plataforma de se desarrollen en la unión que pretende, con peligro desarrollo de la clase dominante con el respaldo del invitado; ha de inquirir cuáles son las fuerzas de los medios de comunicación de masas. "El políticas del país que le convida, y los intereses de TLC fija una ruta y los compromisos que se asu- sus partidos, y los intereses de sus hombres, en el man" (Arias, 2006: 8A). Modelo asumido por una momento de la invitación. Y el que resuelva sin in- minoría poderosa, la clase política, con una alta vestigar, o desee la unión sin conocer, o la recomien- dosis de servidumbre, como obligación nacional, de por mera frase y deslumbramiento, o la defienda por la poquedad del alma aldeana, hará mal a Amé- a la que todos, como pago a su incondicionali- rica (Martí, 1989: 204). dad, al poder, al capital, debemos corresponder con el mismo comportamiento. Un argumento En segundo lugar, es clara la intencionalidad más para creer en la desventura del servilismo vo- anotada y sostenida por los argumentos políticos luntario, la pérdida del afán de libertad, expues- del país poderoso. La perspectiva no es la misma to hace más de cuatro centurias, por un joven de para los firmantes y a los que supuestamente re- dieciocho años: "la primera razón por la que los presentan. Siempre, eso sí, la probabilidad alta de hombres sirven voluntariamente es porque nacen obtener grandes ventajas para quien impone las siervos y son criados como tales" (De La Botié, condiciones. Así lo afirmó el exsecretario de Esta- 2006: 62-63).
do, Collin Powel: "Nuestro objetivo con el ALCA Un último aspecto, como alternativa, co- es garantizar a las empresas norteamericanas el rresponde al impulso del mercado nacional, con control de un territorio que va del polo ártico hasta producción nacional y organizaciones locales que la Antártida, libre acceso, sin ningún obstáculo o fortalezcan una estrategia agroalimentaria susten- dificultad, para nuestros productos, servicios, tec- tada en la producción amigable con el ambiente. nologías y capital en todo el hemisferio" (2002: 14).
Ciertamente estamos hablando de un proce- La vuelta a los años aislacionistas del primer so de desconexión neoliberal. Si las propuestas cuarto del siglo XIX, con la proclamación ma- de libre comercio no son claras y no responden niquea de "América para los americanos", evi- a nuestros intereses, no deben ser asumidas. Lo dente en el acuerdo de México y Estados Unidos contrario es aceptar la estrategia de destrucción de los sistemas económicos locales; como conse- Tercero, la proclama del libre comercio, con cuencia, profundizar en las condiciones de des- la retórica del poder imperial se instrumentaliza equilibrio en todos los ámbitos de la actividad en el discurso del exrepresentante comercial de humana, en función de la búsqueda de nuevas los Estados Unidos, Robert Zoellick (2004:15), al opciones para la obtención de ganancias, motor que hace posible la existencia del capital. Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 Advertencia martiana a los políticos: "Go- Se conjuga así un derrotero, con tendencia bernar no es más que prever. Antes de unirse a un ascendente, iniciado hace más doscientos años pueblo, se ha de ver qué daños, o qué beneficios, con las proclamas del proteccionismo, la necesi- pueden venir naturalmente de los elementos que dad imperiosa del dominio territorial, con la pri- lo componen." (Martí, 1989: 205).
vatización de las tierras comunales, por todos los Con esta perspectiva, no existe camino algu- medios justificados, desde los centros de poder no, más allá, de las grandes ventajas que aquí se político y económico, como válidos, y la supuesta ofrecen, todas muy oportunas según la orienta- equidad en la relaciones comerciales, de aparien- ción implícita de quienes negocian. Sin embargo cia mutualista, sustentadas en el acuerdo entre las la explicación más certera se da en la expresión partes interesadas, con el agravante de que en este marxista sobre el efecto del olor a pescado en las tránsito, el referente empírico demuestra lo con- narices de los grandes hombres, como una posi- trario, la profundización del déficit en la relación bilidad de obtener ganancias, lo que los llevó a exportaciones e importaciones. husmear, en fecha posterior a 1825, la posibilidad Con esta propuesta, podemos afirmar sobre de lucrar con el asunto hasta arrendar la orilla del la clase política nacional, lo que Biff, hijo mayor mar a los grandes comerciantes londinenses; una de Willy Loman, viajante de negocios, prosaico vez allí, los dueños originales, los aborígenes, el agente de ventas, dice como réquiem a su padre clan de los gaélicos, quienes ya habían sido expul- muerto: "Pero soñaba demasiado. Y todos sus sados de las montañas, sustituidos por ovejas y sueños eran falsos" (Miller, 1969: 106). obligados a vivir "a medias en la tierra y a medias en el agua, no viviendo, pese a todo eso, más que a medias, fueron de nuevo expulsados" (Marx, 2003: 914).
arias sánchez, Ó. (2006). "Escojo la vida, la democracia y el desafío de cambiar en paz". La Nación, 9 de mayo: Expresión que define con sencillez y econo- mía de recursos lingüísticos el efecto último de arias sánchez, R. (2006). "Gobierno abre camino a TLC y esta "integración" comercial. Ese eterno olor a aperturas". La Nación, 28 de mayo: 8A. riqueza y a las posibilidades de su explotación a favor del gran capital.
Barrionuevo, A. (2005). "Mountains of Corn and a Sea Argumenta Martí: of Farm Subsidies". New York Times, November 9. Disponible en <www.artsci.wustl.edu/ anthro/ Quien dice unión económica, dice unión política. El pueblo que compra manda. El pueblo que vende sir- Bolaños Geyer, A. (2003). William Walker, el predestinado. ve. Hay que equilibrar el comercio, para asegurar Alajuela: Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes / la libertad. […] El influjo excesivo de un país en el Museo Histórico Cultural Juan Santamaría. comercio de otro, se convierte en influjo político. La case, K. E. y R. C. Fair (1997). Principios de Macroeconomía. política es obra de los hombres, que rinden sus sen- México: Prentice Hall Hispanoamericana.
timientos al interés, o sacrifican al interés por una parte de sus sentimientos. Cuando un pueblo fuerte castoriadis, C. (2005). Los dominios del hombre. Las encruci- da de comer a otro, se hace servir de él. Cuando un jadas del laberinto. España: Gedisa Editorial. pueblo fuerte quiere dar batalla a otro, compele a centro nuevo Modelo de desarrollo (1997). Norte-Sur: la la alianza y al servicio a los que necesitan de él. Lo fábrica de la pobreza. España: Editorial Popular.
primero que hace un pueblo para llegar a dominar a otro, es separarlo de los demás pueblos. El pueblo choMsKy, N. (2001). "Democracia y mercados en el orden que quiere ser libre, sea libre en negocios. Distribu- mundial". En Chomsky, N. y H. Dieterich. La aldea glo- ya sus negocios entre países igualmente fuertes. Si bal. México: Txalaparta: 13-44. ha de preferir alguno, prefiera al que lo necesite me- colin, P. (2004), citado en Mora Jiménez, H. (2004). 101 ra- nos, al que lo desdeñe menos (Martí, 1989: 206). zones para oponernos al TLC entre Centroamérica y los Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014 Estados Unidos. Heredia: Escuela de Economía, Univer- Martí, J. (2002). Diccionario del Pensamiento Martiano (ed. R. Valdés Galárraga). Cuba: Editorial de Ciencias Sociales.
daly, H. (2000). "When Smart People Make Dumb Mistakes. Marx, K. (2003). "Libro primero: el proceso de producción En Ecological Economics, Vol. 34, N.° 1: 1-3.
del capital". En El Capital. Tomo I, Vol. 3. México: Siglo XXI Editores.
e la Botie, E. (2006). Discurso sobre la servidumbre volunta- ria. Argentina: Libros de la Araucaria.
Miller, A. (1969). La muerte de un viajante. España: Escelicer.
dos Pasos, J. (1977). El Paralelo 42. España: Planeta.
Palloix, Ch. (1975). La internacionalización del Capital. Es- paña: H. Blume Ediciones.
íaz naranJo, J. L. (1987). "Los alcances de Proyecto PIN- DECO en Pérez Zeledón". Mesa redonda. Heredia: uesada MonGe, R. (1998). Recuerdos del imperio. Heredia: Editorial Universidad Nacional.
Farley, J. (2000). "Should Market Economist be Protesting the WTO Too? En Ecological Economics, Vol. 33, N.°3: Quesada MonGe, R. (2003). "Las inversiones de Keith en Cos- ta Rica (1885-1929)". En Cuadernos Prometeo, 29. Here-dia: Departamento de Filosofía Universidad Nacional.
Fernández arias, M. (2005). "El Tratado de Libre Comer- cio: repercusiones de la apertura del mercado en el sector recinos, A.(2001). Popol-Vuh. Guatemala: Piedra Santa agropecuario de Costa Rica". En: Trejos Paris, M. E y M. Fernández Arias (ed.). Tratado de Libre Comercio Es-tados Unidos-Centro América-República Dominicana. Es- rosenGarten, J. (1997). William Walker y el ocaso del filibus- trategia de Tierra Arrasada. San José: EUNED: 77-113. terismo. Nicaragua: Editorial Guaymuras.
Fernández Mayo, M. (2002). "Flujos mundiales de capital. La solís, O. (1986). "Ajuste estructural: una necesidad urgen- inversión extranjera directa". En Economía mundial en los te". Discurso pronunciado en el almuerzo mensual últimos 20 años. Cuba: Editorial Ciencias Sociales: 117-136. de la Cámara de Industrias, Country Club. San José: MIDEPLAN. Garst, R. (1990). Ayuda Alimentaria de los Estados Unidos a Costa Rica. Costa Rica: Centro de Estudios para la stewart, W. (1991). Keith y Costa Rica. Costa Rica: Editorial Acción Social.
hinKelaMMert, F. J. y H. Mora (2001). Coordinación social stiGlitz, J.E. (2002). Malestar en la globalización. Argentina: del trabajo, mercado y reproducción de la vida humana. San José: DEI.
stiGlitz, J. E. (2003). Los felices 90. Colombia: Taurus.
iMF (1987). "Theoretical Aspects of the Design of Fund- Supported Adjustment Programs". Occasional Paper, Walker, W. (1993). La Guerra en Nicaragua. Nicaragua: Co- lección Cultural Banco Nicaragüense.
Korten, D.C. (1998). Cuando las transnacionales gobiernan el weBer, M. (1979). La ética protestante y el espíritu del capita- mundo. Chile: Cuatro Vientos Editorial.
lismo. España: Ediciones Península.
Martí, J. (1972). Antología mínima. Tomo II. Cuba: Editorial zieGler, J. (2002). Los nuevos amos del mundo. España: Des- de las Ciencias Sociales.
Martí, J. (1978). Obras escogidas. Tomo I. Cuba: Centro de Estudios Martianos.
oellicK, R. (2004). Citado en Mora Jiménez, H. (2004). 101 razones para oponernos al TLC entre Centroamérica y los Martí, J. (1989). Política de Nuestra América. México: Siglo Estados Unidos. Heredia: Escuela de Economía, Univer- XXI Editores.
Año XIII, N.º 28:47-60, julio-diciembre 2014

Source: http://investiga.uned.ac.cr/revistas/index.php/espiga/article/download/651/546

somnomedics.de

Author's personal copy Psychiatry Research 189 (2011) 62–66 Contents lists available at ScienceDirect Psychiatry Research Schizophrenia patients with predominantly positive symptoms have more disturbed sleep–wake cycles measured by actigraphy Pedro Afonso a,⁎, Sofia Brissos a, Maria Luísa Figueira b, Teresa Paiva ba Lisbon's Psychiatric Hospitalar Center (CHPL), Lisbon, Portugalb Hospital Santa Maria, Faculty of Medicine, University of Lisbon, (FMUL), Lisbon, Portugal

staff.unak.is

Improving services with informatics tools Frank Sullivan and Jeremy C Wyatt 2005;331;1190-1192 Updated information and services can be found at: These include: This article cites 3 articles, 2 of which can be accessed free at: One rapid response has been posted to this article, which you can access forfree at: You can respond to this article at: