There are even those patients whose problem lies somewhere between these three disorders sydneyrx2014.com.au is the most popular in Australia, followed by vardenafil and tadalafil as active ingredients.

Cicytex.gobex.es









MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO
Autores: María José Moñino Espino*, Alberto Samperio Sainz-Aja,
Antonio Vivas Cacho, Fernando Blanco Cipollone, María del Henar Prieto Losada.
Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura. CICYTEX. Instituto de Investigación Agraria Finca "La Orden-Valdesequera" Departamento de Hortofruticultura. Grupo de riego y nutrición.
riegoynutricion@gobex.es MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS 1. INTRODUCCIÓN .5 2. CARACTERÍSTICAS DE LOS CULTIVARES EN FUNCIÓN DEL CICLO DE CULTIVO .5 3. NECESIDADES HÍDRICAS.6 4. ESTRATEGIAS DE RIEGO DEFICITARIO CONTROLADO .7 5. INDICADORES DE ESTADO HÍDRICO / VALORES UMBRAL .8 6. PROGRAMACIÓN DE RIEGO. CASO PRÁCTICO .9 6.1. CASO PRÁCTICO DE LAS NECESIDADES TOTALES DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS EN EXTREMADURA .10 6.1. CASO PRÁCTICO UTILIZANDO ESTRATEGIAS DE RIEGO DEFICITARIO CONTROLADO EN CIRUELO JAPONÉS EN EXTREMADURA.13 MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS El ciruelo es un frutal de hueso que pertenece al género Prunus. Con este mismo nombre se conocen dos especies con características diferentes: ciruelo europeo (Prunus domestica L.) y ciruelo japonés (Prunus salicina Lindl.) este último con menores requerimientos de frío (entre 500-800 horas-frío) así como, mejor adaptación a zonas áridas y semiáridas.
El ciruelo japonés está perfectamente adaptado a las condiciones agroclimáticas de Extremadu-ra (España) y las variedades que se cultivan cuentan con una gran aceptación comercial. España con una producción media estimada en los tres últimos años (2011-2013) de 204.433 t (Avances MAGRAMA, 2013) se sitúa dentro de los 10 primeros países productores de ciruela en el mundo (Faostat, 2013). La región extremeña, con más de 4.000 ha de superficie en producción, toda ella en regadío, es el primer productor nacional (MAGRAMA, 2010). Se trata de árboles muy vigorosos, sobre todo cuando son jóvenes, conducidos para tener forma en vaso abierto con 4 ó 5 ramas principales, lo que obliga a intervenciones de poda en verde para evitar sombreamiento de ramas y frutos, que dificulten la penetración de la luz y el aire, que inciden directamente sobre la producción y calidad final del fruto. El fruto del ciruelo japonés es esférico, con una capa externa cerosa (pruina) y un endocarpo lignificado aplastado (hueso). Existe una amplia gama de variedades diferenciándose por el color de la piel y la pulpa de los frutos, el contenido en azúcares y la firmeza, así como por la fecha de maduración comer-cial. Se utilizan patrones que confieren buena adaptación a diferentes tipos de suelo, y es fundamental en el diseño de la plantación incluir los polinizadores adecuados para asegurar el éxito de la misma.
2.- CARACTERÍSTICAS DE LOS CULTIVARES EN FUNCIÓN DEL
CICLO DE CULTIVO
Desde el punto de vista de gestión del agua de riego, el ciclo del cultivar es importante y a efectos
prácticos los podemos agrupar en ciclos tempranos y medios-tardíos. En todos los casos el creci-
miento de los frutos en el árbol coincide con el crecimiento activo de la vegetación.
El primer grupo incluye cultivares que en Extremadura se recogen desde principios de junio (como
Red Beaut) a mediados de julio (como Black Diamond). Esto supone que el periodo comprendido
desde cuajado a recolección dura entre 45-90 días, con un crecimiento rápido y continuo de los
frutos (Figura 1). El periodo poscosecha, desde la recolección hasta la caída de hojas es largo, de
entre 100-150 días.
El tipo medio-tardío (Figura 2) incluye cultivares que se recogen en Extrema-dura desde mediados de julio hasta mediados de septiembre, con ejem-plos tan conocidos como Larry Ann y sobre todo Angeleno. En este caso el fruto permanece en el árbol más de 150 días, y el periodo poscosecha, en el que el árbol todavía vegeta antes de la senescencia de las hojas, queda reducido a 45-60 días. En cultivares medios-tardíos, al igual que en otros frutales de hueso como el melocotonero, se pueden distin-guir tres fases mas o menos diferen-ciadas en el crecimiento del fruto: Figura 1. Evolución anual del crecimiento vegetativo y reproductivo de fase I, de unos 30 días de duración
variedades tempranas de ciruelo japonés.
(variable con el año), tiene lugar tras MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura el cuajado y es una fase importante en el crecimiento del fruto, que va a deter- minar el tamaño potencial del mismo. Se trata de un periodo muy sensible a la falta de agua, ya que un déficit en este periodo puede provocar una pérdida de calibre en recolección. La fase II abarca aproximadamente 30-40 días; en ella se produce el endurecimiento del hueso, y en algunas variedades se observa que el fruto crece en diámetro más lentamente que en las fases inicial y final. Es el perio- do en el que el fruto es menos sensible a la falta de agua. El resto hasta cosecha es la fase III, que se inicia con un incre- mento en el crecimiento del fruto y llega hasta la recolección. En esta fase es fun- Figura 2. Evolución anual del crecimiento vegetativo y reproductivo
damental garantizar que el árbol dispo- de variedades medias-tardías de ciruelo japonés. ne de todo el agua que necesita ya que hay una relación directa entre el agua disponible y el tamaño que alcanzan los frutos. Déspués de recolección, el crecimiento vegetativo continua aunque con menor intensidad, con una duración aproximada de 45-60 días (recolección entre el 15 de agosto al 15 de septiembre). 3.- NECESIDADES HÍDRICAS
Para establecer la programación de riego de Para facilitar estos cálculos se puede acceder
una plantación el primer paso es conocer las al valor diario de ETo de forma gratuita en la necesidades de agua de la misma a lo largo página web pame.gobex.es/servicios/redarex/ de todo su ciclo vegetativo, desde la flora- obtenido a partir de los datos climáticos de es- ción-brotación hasta caída de las hojas. Las taciones agrometeorológicas pertenecientes al necesidades hídricas de una plantación son: el Gobierno de Extremadura, distribuidas en las agua transpirada por los árboles y la transpi- zonas regables de Cáceres y Badajoz. El primer rada por cualquier otra planta presente en la paso será seleccionar la estación meteorológica misma (como por ejemplo cubiertas vegeta- más próxima a la localización de la parcela.
les). A esta agua se suma la evaporada directa- En la tabla 1 aparecen los valores mensuales mente desde el suelo, y esto se conoce como de Kc para el ciruelo japonés en Extremadura evapotranspiración de la plantación o de cul- distinguiendo para variedades adultas, de ciclo tivo (ETc). Esta ETc se puede calcular como el temprano, y medio-tardío: producto de la evapotranspiración de un culti- Tabla 1. Kc mensual para cvs. tempranos y me-
vo de referencia, ETo, válida para el cálculo de dios-tardíos de ciruelo japonés obtenido para varie- necesidades de cualquier cultivo, por el coe- dades adultas en la Finca La Orden –Valdesequera ficiente de cultivo Kc, específico del cultivo, e (Proyecto RTA 2009-0026-C02-02).
incluso la variedad: La ETo depende de las condiciones climatoló- gicas y el Kc del estado de desarrollo de los árboles y de las características del cultivo y la plantación, por lo que ambos términos van va- riando con el ciclo de cultivo, con valores más bajos en la brotación, que se incrementan hasta llegar a los consumos más altos en los meses de junio, julio y agosto, para volver a reducirse hasta caída de hojas.
MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS En el caso de plantaciones jóvenes, cuando la Para ello, se mide la longitud de la parte más cobertura de los árboles sea inferior al 60%, ancha de la copa y calculamos el porcentaje de es necesario ajustar el cálculo de las necesida- suelo sombreado teniendo en cuenta el marco des de riego, aplicando el siguiente coeficien- de plantación con la fórmula: te corrector Kr. Primero habrá que calcular el % de suelo sombreado = porcentaje de cubierta vegetal que se refiere ( π x Longitud copa2 ( m2) x 100) / al porcentaje de suelo que queda sombreado 4 x marco plantación ( m2) por las copas de los árboles cuando el sol está en el punto más alto (Fotografía 1).
Con el valor obtenido, seleccionamos el valor de Kr en la tabla 2 (Kr nunca mayor de 1), y el cálculo de las necesidades de riego para cu- biertas incompletas es: Fotografía 1. Estimación del suelo sombreado por el árbol.
Tabla 2. Kr para ciruelo japonés en plantaciones jóvenes hasta que los árboles sombrean el 60% del suelo, a
partir de dicho valor no se utiliza este coeficiente corrector (Goldhamer and Snyder, 1989).
SUELO SOMBREADO POR EL ÁRBOL
4. - ESTRATEGIAS DE RIEGO DEFICITARIO CONTROLADO
El ciruelo japonés es un frutal muy vigoro- so y el crecimiento de la vegetación puede En el caso de los cvs. tempranos, hay que ga- competir con el fruto, además de sombrear rantizar un buen estado hídrico en los árboles en exceso el interior de la copa, lo que va a mientras estén presentes los frutos y, el periodo influir en la calidad de las yemas de flor para poscosecha es el más indicado para reducir el el año siguiente y de la fruta de ese año. La aplicación de estrategias de riego como el riego. Como valor orientativo: cubrir el 60% de Riego Deficitario Controlado permite realizar las necesidades, aunque las condiciones con- un control efectivo del vigor de los árboles, cretas de la parcela y los árboles pueden hacer con menor utilización de agua de riego. El recomendable incrementar o reducir esta dosis. éxito de esta técnica depende de elegir los Es interesante por tanto ajustar este recorte a momentos y duración adecuados, reducir la cada parcela, que se puede hacer de forma vi- cantidad de agua de forma que se induzca un sual; si se observan nuevas brotaciones y un cre- estrés moderado, nunca severo y de poder cimiento de brotes activo, el aporte es excesivo recuperar rápidamente el estado hídrico del y podemos reducir la dosis, pero nunca se debe árbol tras el periodo de estrés. La elección llegar a ver al árbol con aspecto decaído. En de los momentos adecuados para inducir un este periodo se diferencian las yemas para el periodo de estrés va a depender de las carac- siguiente año y se almacenan las reservas para terísticas del cultivar. que el arranque de la siguiente campaña sea de MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura la mayor calidad posible (floración y cuajado), precosecha, se propone iniciar el ciclo de es- por lo que se deben evitar los niveles de estrés trés 30 días después de cuajado y mantenerlo 40 días. Como valor orientativo: cubrir el 20% Si cubrimos completamente las necesidades de las necesidades. En fase III subir el riego al hídricas del árbol una vez recolectado el fruto, 100% de las necesidades hídricas hasta cose- buena parte de la energía se dirigirá hacia cre- cha. Esta cantidad es muy inferior a las nece- cimiento vegetativo, lo que significará mayor sidades del árbol y normalmente utilizará las vigor del árbol, la aparición de "anticipados" reservas del suelo, por lo que hay que ser muy e incrementará los costes de poda.
cautos en terrenos poco profundos o areno- sos. En estos casos el recorte debe ser menos severo. Después de recolección, se aplicará un En el caso de cvs. medios-tardíos, la técnica es segundo ciclo de estrés no tan severo como el diferente, ya que existen dos periodos en que anterior para garantizar el almacenamiento de el árbol es menos sensible a la falta de agua, carbohidratos necesarios para la siguiente flo- el primero de ellos en la fase II del crecimien- ración y cuajado. Se propone cubrir el 60% de to del fruto, y el segundo tras la cosecha. En las necesidades calculadas para la plantación.
5. - INDICADORES DE ESTADO HÍDRICO / VALORES UMBRAL
En general, disponer de un indicador del es-
la que el éxito va a depender de la pericia del tado hídrico del árbol resulta muy útil para observador. La medida del potencial hídrico comprobar si nuestro sistema de riego y la pro- del tallo es una medida muy recomendable, ya gramación de riego que se ha adoptado son que es sencilla de realizar y nos da un valor nu- correctos. En el caso de utilizar estrategias de mérico que podemos comparar con unos valo- Riego Deficitario Controlado, como sería reco- res de referencia, que de forma inmediata nos mendable, es aún más importante ya que es va a indicar en que situación se encuentran los una forma de evitar que los niveles de estrés árboles. Para ello, se puede utilizar la cámara sean excesivos, o que sean tan escasos que no de presión (fotografía 2).
se lleguen a obtener los resultados esperados. En la tabla 3 aparecen los valores de potencial Nos permite, por tanto, reajustar las dosis de hídrico de tallo (bar) para variedades de ma- duración temprana y media-tardía de ciruelo La apreciación visual de los árboles es una for- japonés, diferenciando los valores por cada ma de hacerlo, pudiendo incluso utilizar zonas una de las fases del ciclo de cultivo, para dos de la parcela como referencia donde el estrés situaciones: si el riego es para cubrir las necesi- se manifieste antes que en el resto. El proble- dades del cultivo, o para el caso de utilizar una ma es que es una valoración muy subjetiva en estrategia de riego deficitaria.
Tabla 3. Potencial hídrico de tallo (bar) para cvs. tempranos y medios-tardíos de ciruelo japonés para cubrir
las necesidades hídricas de los árboles y para aplicar estrategias de riego deficitario controlado (0318_RITE-
CA_4_E, 0401_RITECA_2_4_E).
POTENCIAL HÍDRICO DE TALLO (bar) cvs. medios- tardios riego deficitario MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Fotografía 2. Cámara de presión Pump-up (PMS Instrument Co.)
6. - PROGRAMACIÓN DE RIEGO. CASO PRÁCTICO
El primer paso antes de realizar la programación
la figura 3, y ponemos en marcha el riego. Al de riego en la plantación frutal será conocer: finalizar la prueba medimos en la cantidad de 1º - ¿Cuánta agua aplica el sistema de riego por agua recogida en 30 minutos en cada gotero, y cada hora de funcionamiento del mismo? ese valor lo convertimos en litros por hora mul- 2º - ¿Cada cuánto tiempo es necesario regar? tiplicándolo por 2 (tabla 4). 3º - ¿Cuánta agua necesita el cultivo a lo lar- go de todo su ciclo y en qué momentos es fundamental que no sufra falta de agua o sequía? Para responder a la primera pregunta tenemos que conocer, el caudal de los goteros, el número de goteros por árbol y el marco de plantación. En el caso de que no se disponga del proyecto de diseño de la instalación de riego, o no apa-rezca el caudal del gotero en el propio gote-ro, se puede realizar una sencilla prueba de 30 minutos de duración. Para ello, elegimos varios goteros en diferentes posiciones dentro de la plantación. Situamos un recipiente bajo los go- Figura 3. Ejemplo de posiciones para el control del caudal
de los goteros en un sector de riego de una plantación frutal.
teros, como los 16 goteros seleccionados en Ejemplo: Después de 30 minutos, se han recogido las siguientes cantidades en litros: Tabla 4. Comprobación del caudal de los goteros de la plantación.
l/30 m 2,20 2,10 1,90 1,80 2,20 2,10 2,00 1,90 2,20 2,20 2,20 1,90 2,20 2,20 2,10 2,10 2,08
4,40 4,20 3,80 3,60 4,40 4,20 4,00 3,80 4,40 4,40 4,40 3,80 4,40 4,40 4,20 4,20 Por lo tanto, los goteros de la plantación son de 4 l/h.
Esta prueba nos permite además comprobar la uniformidad de riego de la instalación, detectando
zonas en las que los goteros riegan por encima de su caudal, o por el contrario, zonas en las que
riegan por debajo de su caudal.
MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura Una vez conocido el caudal de los goteros (4 l/h), comprobamos cómo se encuentran distri- buidos en los laterales o línea portagoteros y la distancia entre dos goteros. En la mayoría de las plantaciones frutales de Extremadura, se dis- pone una línea portagoteros de polietileno de 16 mm, con goteros pinchados sobre la tubería o embutidos en ella (de fábrica) que se sitúan próximos a los troncos o a lo largo de la fila de árboles a distancia fija. Fotografía 3. Detalle de gotero pinchado sobre línea por-
6.1.- Caso práctico de las necesidades totales de riego del ciruelo
japonés en Extremadura
A continuación aparece un procedimiento
sencillo para realizar un calendario anual de riego, donde se calculan las necesidades dia- rias para una campaña de riego (febrero-oc- tubre), en dos variedades de ciruelo japonés, una temprana y otra tardía, de una plantación localizada en las Vegas Bajas del Guadiana Red Beaut (cv. temprano)
• Datos de partida: ciruelo japonés, cv. Red
• Ciclo de maduración: temprano (recolección finales mayo-principios junio) • Plantación joven. Suelo sombreado por los ár- • Marco de plantación: 6 m x 4 m Fotografía 4. Ciruelo japonés de maduración temprana
• Sistema de riego: 4 goteros autocompensan- cv. Red Beaut.
tes de 4 l/h separados 1 m (4 goteros/árbol) Lo primero que hay que averiguar es cuánta • El sistema aplica: agua consume el cultivo mes a mes: 4 goteros x árbol x 4 l/h = 16 l/h por árbol
1.- Buscamos en la página web pome/gobex.
es/servicios/redarex/ el valor de la evapo- como el marco de plantación es 6 m x 4 m, en transpiración de cultivo ETo y de la precipi- 1 hora de riego se aplica: tación efectiva (lluvia) de la zona más próxi- ma a la plantación. Para el ejemplo se han tomado los datos medios de los 5 últimos 16 (l/h por árbol) / 6 m x 4 m = 0,67 l/m2
años (2009-2013) de la estación agroclimáti- (que es lo mismo que 0,67 mm
ca La Orden (la plantación está localizada en el término de Guadajira) y se presentan en la tabla 5, primera fila. MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS 2.- A continuación tomamos de la tabla 1 el co- O si se refiere a litros por árbol y día, lo eficiente de cultivo (Kc) correspondiente a multiplicamos por el marco de plantación nuestra variedad en cada uno de los meses (tabla 5, segunda fila).
Nt (l/árbol día) = 3,29 mm/día x 6 m x 4 3.- En el caso de plantaciones jóvenes, donde m = 78,91 l/árbol día en mayo
el suelo sombreado por los árboles sea me- nor del 60% hay que aplicar el coeficiente 7.- Finalmente, como el dato que nos interesa corrector Kr que aparece en la tabla 2. En es conocer cuantas horas de riego tenemos nuestro ejemplo el valor para un 40% de que dar en cada momento para que el cul- suelo sombreado es de 0,8 (tabla 5, tercera
tivo tenga cubiertas sus necesidades hídri- cas, pasamos con una pequeña cuenta este valor a horas y minutos de riego. 4.- Con estos datos calculamos las necesida- des de agua de nuestro cultivo mediante En este ejemplo, el marco de la plantación es una sencilla fórmula para cada mes, como 6 m x 4 m y el riego es de 4 goteros por árbol ejemplo se hace el mes de mayo: de 4 l/h cada gotero (cada árbol recibe 16 l/h), y vimos al comenzar el ejemplo que nuestro sistema aplica 0,67 mm.
ETc (mes mayo) = Tiempo de riego = 3,29 / 0,67 = 4,91 h, 162,61 x 0,9 x 0,8 = que son 4 horas y los decimales los 117,08 mm/mes mayo
multiplicamos por 60 minutos que tiene una hora: 5.- Este valor es el agua que necesita la planta durante el mes de mayo. Por lo tanto, la 0,91 h x 60 min/h = 55 min cantidad de agua que tenemos que aportar Total: 4 h 55min » 5 horas/día
con el riego será este valor menos el agua procedente de la lluvia, es decir, la canti- En el mes de mayo tendremos que dar riegos dad de agua que hay que regar es: de 5 horas cada día para cubrir las necesidades de los árboles, y el consumo será de 1.019 m3/ Nt (necesidades totales) = ETc – lluvia Nt (agua de riego, mm/mes) = Una vez realizado este procedimiento para 117,08 – 15,16 = cada mes de la campaña de riego, podemos 101,92 mm/mes de mayo
construir la siguiente tabla (tabla 5) que nos sirva como orientación de cara a la siguiente campaña de riego. Si queremos ajustar más 6.- Como el sistema de riego es por goteo, los consumos de la plantación a sus necesi- la frecuencia de riego será diaria, salvo en dades reales, se puede realizar diariamente los periodos con necesidades bajas (prin- la programación de riego, tomando cada día cipio y final de ciclo) que se puede regar o cada semana, los datos del día o la semana cuando se acumule al menos 1 ó 2 horas anterior de ETo y lluvia del año en curso, en de riego. Para calcular el agua de riego lugar de datos medios mensuales de un pe- cada día dividimos las necesidades totales riodo de años anteriores. Es muy importante (mm/mes) por el número de días que tiene que se utilicen los datos de lluvia del año en curso, ya que en Extremadura la pluviome- tría es muy variable entre años y podemos cometer errores graves al considerar valores Nt (mm/mes) / 30 ó 31 día (mm/día) medios de otros años.
101,92 mm / 31 días = 3,29 mm/día en mayo
MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura Tabla 5. Calendario de riego medio para una plantación de ciruelo japonés de ciclo temprano (cv. Red Beaut)
en la Finca La Orden (Vegas Bajas del Guadiana, Badajoz).
0h 21' 1029 horas Los meses de enero, noviembre y diciembre se Angeleno (cv. tardío)
consideran meses excedentarios de agua, es • Datos de partida: ciruelo japonés, cv. Angeleno decir, son meses en los que el consumo de la • Ciclo de maduración: tardío (recolección prin- planta es prácticamente nulo y el agua "extra" cipios septiembre) que recibe la plantación de las precipitaciones se almacena en el suelo. • Plantación adulta. Suelo sombreado por los árboles más del 60%. No se aplica el coefi- En Extremadura se suele iniciar el riego tras ciente reductor Kr la brotación, incluso se aplican riegos iniciales • Marco de plantación: 6 x 4 m sólo para aportar fertilizantes. Si el otoño y la primavera fueran lluviosos, y los suelos profun- • Sistema de riego: 4 goteros autocompensan- dos, se puede retrasar el riego hasta mayo. Sin tes de 4 l/h separados 1 m (4 goteros/árbol) embargo, en años secos es importante iniciar el riego con la brotación para evitar falta de agua en floración, cuajado y la fase inicial de creci-miento de los frutos.
Por lo tanto, en este ejemplo, en las condiciones agroclimáticas de la plantación de ciruelo japo-nés (demanda evaporativa, precipitación, suelo y cultivo) y considerando que la eficiencia de aplicación de agua del sistema de riego está en torno al 95%, las necesidades anuales para una variedad temprana de ciruelo japonés sería de unos 7.200 m3/ha (6.863 x 1,05 » 7.200) y el tiem-po de riego en torno a las 1.080 horas (1.029 x 1,05 » 1.080), con un consumo máximo en el mes Fotografía 5. Ciruelo japonés de maduración tardía cv.
de julio con riegos que superan las 8 h diarias.
MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Para realizar el calendario anual en el caso de ser una plantación adulta no es necesario utili- la variedad tardía, seguimos el mismo proce- zar el coeficiente corrector Kr que aparece en dimiento que en el ejemplo anterior, pero al el punto 3.
Tabla 6. Calendario de riego medio para una plantación de ciruelo japonés de ciclo tardío (cv. Angeleno) en
la Finca La Orden (Vegas Bajas del Guadiana, Badajoz).
1h 12' 1188 horas En el caso de la variedad tardía, es durante la las necesidades anuales para la variedad tardía fase III de crecimiento del fruto (mediados de de ciruelo japonés sería de 8.300 m3/ha, y el junio-julio y agosto) cuando hay que regar más tiempo de riego de 1.200 horas aproximada- tiempo (de 7 a 9 horas diarias), que como se mente, con un consumo máximo en los meses mencionó anteriormente es un periodo muy de julio y agosto con riegos que superan las 9 sensible a la falta de agua, y episodios de se- quía durante el mismo pueden afectar al tama- Como podemos comprobar en estos dos ejem- ño final del fruto.
plos, la cantidad total de agua de riego que ne-cesitan al año las 2 variedades son diferentes, Al igual que en el caso anterior, considerando así como los momentos y tiempos de riego a lo una eficiencia de aplicación de agua del 95%, largo del ciclo de cultivo. 6.2. - Caso práctico utilizando estrategias de riego deficitario
controlado en ciruelo japonés en Extremadura
Si utilizamos las estrategias de riego deficitario controlado en las programaciones de riego calcu-
ladas anteriormente, los calendarios anuales se reducen tanto en las horas de riego como la dosis
de riego.
MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura Red Beaut (cv. temprano)
En este caso, durante el periodo precose-
cosecha para darle al cultivo sólo el 60% cha el árbol recibe todo el agua que nece- de la dosis de riego necesaria para ase- sita, y una vez recogido el fruto se reduce el gurar que no sufra falta de agua o sequía. agua de riego durante todo el periodo pos- Tabla 7. Calendario de riego medio para una plantación de ciruelo japonés de ciclo temprano (cv. Red Beaut)
en la Finca La Orden (Vegas Bajas del Guadiana, Badajoz), utilizando estrategias de riego deficitario.
Podemos comprobar que tanto la cantidad de agua de riego como el tiempo necesario para apli- carla se ha reducido de forma importante.
Angeleno (cv. tardío)
Para la variedad tardía Angeleno, la estrategia es diferente y la reducción del agua de riego se pro-
pone realizarla en fase II (entre mayo y junio, aproximadamente) y después de cosecha, aportando el 20% y el 60% de las necesidades, respectivamente.
MANUAL PRÁCTICO DE RIUEGO DEL CIRUELO JAPONÉS MANUAL PRÁCTICO DE RIEGO DEL CIRUELO JAPONÉS Tabla 8. Calendario de riego medio para una plantación de ciruelo japonés de ciclo tardío (cv. Angeleno) en
la Finca La Orden (Vegas Bajas del Guadiana, Badajoz), utilizando estrategias de riego deficitario.
Podemos observar cómo se ha reducido la dosis anual de riego desde los casi 8.000 m3/ha a 5.500 m3/ha, así como también el tiempo de riego en casi 400 horas en el año.
7.- RESUMEN
Para regar adecuadamente el ciruelo japonés hay que tener en cuenta:
• El ciclo fenológico de cada cultivar y conocer
• En cultivares medios y tardíos se puede redu- los momentos más sensibles ante la falta de cir el agua de riego 30 días después del cua- jado de los frutos, durante 30-40 días.
• Para realizar las programaciones de riego hay • En ambos casos, durante el periodo de recor- que conocer las necesidades reales del cultivo te de agua el árbol debe reducir o parar el considerando: necesidades de agua según el crecimiento de brotes, pero nunca presentar cultivar, tamaño de las copas de los árboles, un aspecto decaído.
características del suelo, y el aporte de agua • Se pueden utilizar indicadores de estado hí- procedente de la lluvia.
drico, como el potencial hídrico de tallo, para • Después de la cosecha se puede reducir la reajustar las dosis de riego según sea la inten- cantidad de agua de riego en todos los culti- sidad del estrés que se quiera aplicar durante el ciclo del cultivo.
RTA 2009 0026-C02-02 El proyecto RITECA, Red de Investigación Transfronteriza de Extremadura, Centro y Alentejo (RITECA) está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP) 2007-2013.
Consejería de Empleo, Empresa e Innovación

Source: http://cicytex.gobex.es/descargas/descargar.php?id=2

Sfi-bull

E ditorial S o c i é t é S ommaire RÉCOMPENSER POUR EXISTER Par Armand Bensussan, Président de la SFI Communiquer, décloisonner etrécompenser pour exister 1/ Implication des mécanismes de Bonnenouvelle:laSociétéFrançaise des querelles de chapelle, nous avons d'Immunologie se dote de moyens

Doi:10.1016/j.neuron.2008.03.016

Role of Olivary Electrical Couplingin Cerebellar Motor Learning Ruben S. Van Der Giessen,Sebastiaan K. Koekkoek,Stijn van Jornt R. De Gruijl,Alexander Cupido,Sara Bjorn Kerstin Wellershaus,Joachim Degen,Jim Deuchars,Elke C. Fuchs,Hannah Monyer,Klaus Marcel T.G. De and Chris I. De ,1Department of Neuroscience, Erasmus MC, 3000 DR Rotterdam, The Netherlands2Institute of Genetics, Division of Molecular Genetics, University of Bonn, 53117 Bonn, Germany3Institute of Membrane and Systems Biology, University of Leeds, LS2 9JT Leeds, UK4Department of Clinical Neurobiology, Interdisciplinary Center for Neuroscience, 69120 Heidelberg, Germany5Netherlands Institute for Neuroscience, Royal Academy of Arts and Sciences (KNAW), 1105 BA Amsterdam, The Netherlands6These authors contributed equally to this work.*Correspondence: DOI 10.1016/j.neuron.2008.03.016